96 151 00 02 · 670 611 207
E-mail: info@fevafa.org

Tratamientos

Infortunadamente, no existe cura para la enfermedad de Alzheimer y los objetivos del tratamiento son:

  • Disminuir el progreso de la enfermedad
  • Manejar los problemas de comportamiento, confusión y agitación
  • Modificar el ambiente del hogar
  • Apoyar a los miembros de la familia y otras personas que brindan cuidados

Los tratamientos más prometedores incluyen cambios en el estilo de vida, medicamentos y suplementos antioxidantes como ginkgo biloba y vitamina E.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Las siguientes medidas pueden ayudar a las personas con enfermedad de Alzheimer:

  • Participar en un programa de caminatas supervisadas con un tutor u otra compañía confiable. Esto puede ayudar a mejorar las habilidades de comunicación y disminuir el riesgo de andar deambulando.
  • Utilizar la terapia de luz brillante para ayudar a reducir el insomnio y el deseo de deambular.
  • Escuchar música relajante que puede reducir los intentos por deambular y la inquietud, incrementar los químicos cerebrales, mitigar la ansiedad, aumentar el sueño y mejorar la conducta.
  • Conseguir un perro como mascota.
  • Practicar técnicas de relajación
  • Recibir masajes regulares que no solamente pueden ser relajantes sino que suministran también una forma de interacción social
TRATAMIENTO CON MEDICAMENTOS

Existen varios medicamentos disponibles para retardar el progreso de la enfermedad y, posiblemente, mejorar las capacidades mentales de la persona. Estos son, entre otros: donepezil (Aricept), rivastigmina (Exelon) y galantamina (Razadyne, antiguamente llamado Reminyl) y tacrina (Cognex).
Todos estos medicamentos afectan el nivel de acetilcolina (un neurotransmisor) en el cerebro y todos tienen efectos colaterales potenciales como náuseas y vómitos. La tacrina también produce una elevación de las enzimas hepáticas y debe tomarse cuatro veces al día. Hoy en día se usa rara vez.

El Aricept se toma una vez al día y puede estabilizar o incluso mejorar el funcionamiento cognitivo, además, generalmente se tolera bien. El Exelon, un nuevo medicamento, muestra una efectividad similar y se toma dos veces al día.

Se pueden requerir otros medicamentos para controlar comportamientos agresivos, agitados o peligrosos. Estos medicamentos usualmente se administran en dosis muy bajas, con ajustes en caso de ser necesario.
Puede ser necesario suspender medicamentos que empeoran la confusión, como analgésicos, cimetidina, depresores del sistema nervioso, antihistaminas, pastillas para dormir y otros. Sin embargo, los medicamentos NO SE DEBEN suspender ni cambiar sin hablar con el médico o recibir su orientación.