96 151 00 02 · 670 611 207
E-mail: info@fevafa.org

Prensa

LAS PERSONAS CON ALZHEIMER TAMBIÉN PUEDEN DISFRUTAR DE LAS VACACIONES AUNQUE NO LAS RECUERDEN

viernes, 12 de julio de 2019

LAS PERSONAS CON ALZHEIMER TAMBIÉN PUEDEN DISFRUTAR DE LAS VACACIONES AUNQUE NO LAS RECUERDEN

 

 

*El Comité de Expertos de FEVAFA recuerda su guía con las orientaciones necesarias para el verano

*El programa Bono Respiro de la Generalitat permite mejorar la atención y la calidad de vida de las personas mayores en situación de dependencia

 

12-07-19. El Comité de Expertos de la Federación Valenciana de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer (FEVAFA), formado en su mayor parte por  especialistas en neurología, geriatría, enfermería y psicología, recuerda su guía con las orientaciones necesarias para abordar un viaje o un cambio de rutinas con las personas que padecen Alzheimer, ante la llegada del verano y el periodo vacacional. Hay que tener presente que es probable que la persona afectada no recuerde sus vacaciones pero eso no significa que no hayan sido placenteras y satisfactorias.

 

Aconsejar, informar y orientar en todo momento a la persona afectada, cuyo estado de la enfermedad sea leve o moderado, sobre el cambio de rutinas, las actividades que se van a realizar y dónde se van a desplazar con el fin de que se sienta lo más cómoda y segura posible, son las premisas básicas.

 

Durante el viaje o periodo de descanso el equipo disciplinar recomienda realizar cualquier actividad que le resulte agradable a la persona con Alzheimer, como pasear (evitando las horas de mucho sol), salir a comer o ir a la playa. Es importante tener en cuenta las cosas que le gustaba hacer en el pasado y seguro que repitiéndolas se siente bien, señalan los miembros del equipo. No obstante, ante cualquier tipo de duda, hay que consultar siempre a los profesionales específicos.

 

 

Con todo ello, el Comité de Expertos destaca también la importancia de que algunos hábitos se mantengan en la medida de lo posible, como por ejemplo los horarios de las comidas o las horas de sueño, ya que la rutina contribuye a facilitar el proceso de adaptación al nuevo entorno.

 

Otra de las orientaciones de la guía es que hay que tener mucha precaución con el sol y las altas temperaturas propias de esta época ya que las personas con Alzheimer pueden ser especialmente vulnerables por su alteración cognitiva, y pueden no interpretar adecuadamente las señales de su cuerpo, como por ejemplo las sensaciones de calor o sed. Por ello, hay que ofrecer agua y líquidos a menudo para evitar la deshidratación, así como suministrar cremas solares altas que les protejan.

 

En cuanto a la medicación, se recomienda leer bien los prospectos porque ciertos componentes producen reacciones cutáneas en la exposición al sol. Si es el caso, cubrir la cabeza de la persona afectada con gorros y elegir ropa fresca y cómoda para evitar estas alergias.

 

Programa Bono Respiro

 

Como todas las personas merecen un descanso, FEVAFA recomienda el “Programa Bono Respiro” de la Generalitat. Se trata de una subvención anual para financiar estancias de carácter temporal o no permanente en residencias de tercera edad con el objetivo principal de proporcionar temporadas de descanso a la persona cuidadora. Este año, más de 1.000 mayores dependientes se benefician del Bono.

 

Esta ayuda, convocada a principios de año por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, está dirigida a mejorar la atención y la calidad de vida de las personas mayores en situación de dependencia. Así, los familiares de las personas con Alzheimer pueden dejar a sus familiares al cuidado de profesionales en residencias destinadas al efecto. De este modo, el familiar que ha pasado todo el año cuidando del paciente puede pasar unos días de descanso con la tranquilidad de que la persona afectada está siendo atendida por cuidadores profesionales en un entorno seguro.

 

Se establecen varias modalidades del bono. Una de ellas es el bono mensual o bono verde, que consiste en una estancia durante un mes cuando, por necesidades sanitarias o sociales, la persona mayor necesite la atención integral en un centro especializado. Asimismo, existe el bono respiro días o bono azul, que podrá utilizarse en la forma que las personas interesadas elijan durante 20 días consecutivos o en días agrupados, en cuyo caso el mínimo será de dos días consecutivos.

 

Por último, figura el bono respiro fin de semana o bono blanco que consiste en 12 bonos para los fines de semana que la persona interesada elija. Estos bonos podrán disfrutarse en un horario que se establece desde las 9.00 horas del viernes hasta las 17.00 horas del domingo.



 

Volver